conjuntivitis-pseudomembranosa-cornea

La conjuntivitis es la inflamación de la conjuntiva. Esta ocasionada por infección bacteriana, viral, alergias y agentes tóxicos.

La conjuntivitis bacteriana es la infección más frecuente del aparato ocular, la menos grave y la que deja menos secuelas. Es una causa común de consulta. Síntomas: ojo rojo, la secreción puede ser abundante o escasa, purulenta o liquida. En ocasiones se acompaña de hemorragia subconjuntival, membranas, pseudomembranas. Puede ser: aguda o subaguda. Se trata con antibióticos en gotas.

Las conjuntivitis virales son muy agudas con ardor inflamación, formación de membranas en la conjuntiva palpebral (ver la imagen en esta página) y hemorragia subconjuntival. Tienen carácter epidemiológico y ocasionan inflamación en los ganglios linfáticos. El paciente resulta contagioso hasta que deja de tener secreción. El tratamiento está dirigido a limitar las molestias y evitar cambios en la córnea como depósitos subepiteliales.

En la conjuntivitis alérgica el principal síntoma es la comezón, también hay ardor, ojos llorosos, estornudar con frecuencia y mucho flujo nasal. El polen es frecuentemente el causante de alergias causantes de irritación de los ojos, pero también hay otros causantes de éstas irritaciones. Reacciones a drogas, por ejemplo producir una respuesta alérgica e inflamación. El tratamiento se basa en alejar al paciente de las posibles causas de alergia, el uso de antialérgicos en gotas y fomentos fríos. Afectan principalmente a los niños y mejoran sustancialmente después de la pubertad.